© 2018 Red Medios , EIRL. Todos los Derechos Reservados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta y su contenido sin la autorización expresa de los editores, así como la transmisión del mismo  copia, edición y manipulación en cualquier forma o de cualquier modo, ademas del uso de material gráfico, fotografías vídeos audios entre otros modos.

Red Medios EIRL.

Últimas Horas

Últimas Horas

Please reload

Autoridades y Agrupaciones de Saavedra Piden a Turistas No Visitar la Comuna en Semana Santa

1/30
Please reload

En Temuco Se Estrenará Documental Sobre Sepultureros Del Patio 29 En La Dictadura

El trabajo audiovisual, dirigido por Elvira Díaz, cuenta la historia de tres sepultureros que tuvieron la amarga tarea de enterrar cientos de cadáveres no identificados.



Este jueves 2 de agosto se estrenará a nivel nacional el documental “El Patio”, que relata la historia de tres sepultureros que tuvieron la amarga tarea de enterrar cientos de cadáveres no identificados durante la dictadura.


Este estreno, también, se vivirá en Temuco en el Auditorio de Santo Tomas, a partir de las 19:00 horas., cuya entrada tendrá un valor de $ 1.000, exhibición que contará con una segunda fecha el 16 de agosto.


La historia se centra en tres personajes que son Lelo, Perejil y Rogelio, guardianes de un oscuro secreto. En 1973, tras el golpe cívico-militar, fueron obligados a enterrar los cuerpos de miles de prisioneros políticos como NN (cadáveres no identificados), en el Patio 29, mientras sus familias los buscaban desesperadamente. Hoy, tras años de silencio y temor, comparten sus recuerdos.



En un exhaustivo trabajo, la directora Elvira Díaz logró ganar la confianza de los trabajadores del Cementerio General de Santiago que en un principio comenzaron con testimonios marcados por la desconfianza propia de personas que por décadas han guardado escalofriantes secretos que pondrían en riesgo su vida y las de sus seres queridos.


“El primer día de la filmación nadie quería hablar ni tampoco ser filmados en el cementerio. Habían recibido llamadas anónimas, tenían miedo de perder su trabajo y sus vidas. Luego de 15 días de filmación en otros lugares, Lelo y Perejil decidieron no temer más: ‘Estuvimos asustados por 17 años, es suficiente, vengan y lleven nos al cementerio ahora’, me dijeron”.


Elvira Díaz agrega: “Este filme es una forma de homenaje también. Mi objetivo es dar a luz historias personales que pertenecen a todos, sirvo de antena”, concluye.